Las mejores bolsas de almacenamiento de leche materna del 2020

Si quieres conservar tu leche materna para dársela a tu bebé más adelante, nada mejor que comprar bolsas de almacenamiento de leche materna. Las marcas que las fabrican están especializadas en productos para bebé y son de total confianza para las madres. Si quieres hacer la mejor elección, adjuntamos un detallado análisis de las mejores del mercado, con todas sus características, para que puedas decantarte por la que más te guste.

Las bolsas de almacenamiento de leche materna son bolsas de plástico libres de BPA, aspecto totalmente imprescindible (el BPA es bisfenol que se utiliza en la fabricación de algunos plásticos y que, en determinadas proporciones, puede tener efectos negativos sobre la salud). Sirven para almacenar y conservar de forma adecuada la lecha materna para el bebé, puesto que la leche no pierde sus propiedades nutritivas ni sus efectos beneficiosos para la salud del bebé.
Suelen venir con un amplio espacio para etiquetar la fecha y hora de extracción, aspecto totalmente necesario para almacenar leche materna. Además, tienen una serie de capacidades en ml que se indican en la bolsa, para que nunca te equivoques. Su cierre es hermético, son cómodas y fáciles de congelar y descongelar, y se trata sin duda de un producto muy práctico e imprescindible para el almacenamiento de leche materna con total higiene y seguridad.

Comparativa de las mejores bolsas de leche


¿Qué bolsas de almacenamiento de leche materna comprar?

Bolsas Medela 80411. Pack de 50 unidades

Estas bolsas de almacenamiento vienen avaladas por la calidad de la marca, especialista en productos para bebé, por lo que son de total confianza para las mamás. Son bolsas de almacenamiento para congelar, almacenar, transportar y calentar tu leche materna de forma práctica y con total higiene.

En Oferta
Medela - Bolsas de almacenamiento para conservar y congelar leche materna Medela, 50 unidades, 180 ml
Pack 50 bolsas Medela de 180ml para el almacenamiento y conservación de la leche materna; También disponibles los biberones Medela para guardar y congelar la leche materna.

Sus características principales son las siguientes:

  • Son de diseño plano, lo que facilita su transporte y la posibilidad de descongelación más rápida.
  • Tiene doble pared y un sistema de autocierre doble, para asegurar una mejor conservación de todas sus propiedades.
  • Capacidad de 180 ml.
  • Dispone de un amplio espacio para etiquetar fecha y hora de extracción.
  • Incluyen una funda de transporte
  • Bolsas fabricadas con materiales para uso alimentario, libres de BPA
  • Procuran un almacenamiento seguro a largo plazo, sin que la leche pierda sus nutrientes
  • Disponibles en dos formatos: pack de 25 unidades, y pack de 50 unidades.

Bolsas de almacenamiento Max Strength Pro

Se trata de bolsas de almacenamiento que se presentan ya esterilizadas.


Sus principales características son las siguientes:

  • Fabricadas con material extra grueso a prueba de fugas y libre de BPA para un a conservación más segura.
  • Fabricadas sin látex (en caso de que pueda haber algún tipo de alergias a dicho material).
  • Vienen preesterilizadas, para poder usarlas de inmediato.
  • Disponibles en packs de 120 bolsas
  • Capacidad de almacenamiento: 250 ml (tiene un sistema de medición incorporado, para almacenar desde los 50 ml, de 50 en 50, hasta los 250 ml de capacidad máxima)
  • Tiene un amplio espacio para etiquetar fecha y hora de extracción
  • Cierre hermético con sellado
  • Bolsas planas, y de diseño vertical, para ahorrar espacio.

Bolsas de almacenamiento Philips Avent SCF603/25

La firma Philips ha desarrollado una completa línea de productos para bebés, entre los que se incluyen los calienta-biberones, robots de cocina especializados en alimentación exclusiva para bebés, y bolsas de almacenamiento de leche materna, entre otros productos.

En Oferta
Philips Avent SCF603/25 - Pack de 25 bolsas para almacenaje de leche materna, 180 ml, color blanco
Aptas para el frigorífico o el congelador; Sin BPA; Fácil de usar; Preesterilizadas; Incluye 25 bolsas

Sus principales características son las siguientes:

  • Son bolsas fabricadas con materiales libres de BPA
  • Aptas para su conservación en el frigorífico o en el congelador
  • Vienen ya esterilizadas, para su uso inmediato
  • Son de color blanco, y tienen una capacidad máxima de 180 ml.
  • Tienen un diseño de dobla capa, con los bordes reforzados, para una mayor seguridad en su almacenamiento
  • Su apertura es amplia, para un mejor llenado y vaciado de la leche materna
  • Tiene un diseño sólido, que permite que la bolsa se mantenga de pie, y que permiten un sencillo almacenamiento en horizontal, para ahorrar espacio.
  • Disponen de un doble cierre de seguridad, para evitar goteos y asegurar su óptimo almacenamiento.
  • Se presentan en un pack de 25 bolsas
  • Consejos para comprar las mejores bolsas de leche materna

    Hoy en día, muchos de los principales fabricantes de productos para bebé, también fabrican bolsas de almacenamiento de leche materna, por lo que será fácil acertar al comprar bolsas de almacenamiento que conserven todas las propiedades de la leche.
    Cada vez más, los fabricantes de todo tipo de productos de plástico fabrican sus productos libres de BPA, y en este caso su producción sin bisfenol es más importante que nunca, ya que se trata del bienestar y la seguridad de tu bebé. Aunque todos los productos estarán libres de BPA, es importante que te asegures de que esto es así, leyendo atentamente las características de las bolsas que te interesan.
    Conviene echar un vistazo a la cantidad de leche que se puede almacenar puesto que, en líneas generales se debe tener suficiente para un bebé en los inicios de su lactancia (mínimo 90 ml que es la dosis inicial que se le suele prescribir al bebé) pero también las hay más grandes, para almacenar más cantidad y dársela al niño a lo largo del día.
    Hay que fijarse muy bien en el tipo de cierre de la bolsa. Todas las bolsas de almacenamiento de leche materna deben tener un cierre completamente hermético, que impida que entre aire o que la leche pueda desperdiciarse.
    Las bolsas, si es posible, deben estar ya preesterilizadas y listas para usar. Puedes comprobar si la etiqueta del fabricante asegura que lo están, y en todo caso, deben ser válidas para su previa esterilización.
    Por razones de higiene y salud de tu bebé, resulta muy recomendable (aunque el fabricante no especifique sin son reutilizables o no) que sean siempre bolsas de usar y tirar. Al fin y al cabo, no son demasiado caras, y es una buena inversión en salud para tu bebé.
    Por último, es importante que sepas cuántas crees que vas a necesitar, pues los packs incluyen distinto número de bolsas. De esta manera, harás una compra adecuada y no desperdiciarás bolsas ni malgastarás presupuesto.